Comida de Barrio es: La Bonita

Los autores de Los Tocinantes vivimos desde hace unos años en La Colonia Roma y ya tenemos ubicada "nuestra" tintorería, "nuestra" cerrajería, "nuestra" tortillería... del barrio. ¿Se puede decir que La Colonia Roma es un barrio? Depende, porque en ella conviven dos universos bien distintos y a veces pareciera que habitar uno te ciega a la existencia del otro. 


En La Roma están los bares de fin de semana a los que viene gente desde el otro lado de la ciudad (o directamente desde otro estado) y están las pollerías de mollejas al aire. Están los departamentos cuyas rentas rondan los veinte mil al mes y están las vecindades con servicios deficientes. Hay restoranes sobre Álvaro Obregón que claman ser de barrio y que tienen o no buena comida pero que definitivamente no son de barrio. 

Y están las fonditas que no abren los domingos. 


Nosotros elegimos la nuestra: está en la calle de Zacatecas a unos pasos de People For Bikes y se llama La Bonita


La Bonita es una fonda. Diríamos que sirve comida de barrio pero eso sería redundante. (Decir "de barrio" cuando se trata de comida nos parece que es o redundante o falso, al menos en la Ciudad de México). Sirve comida deliciosa, abundante y barata, razón por la cual todos los días está bien llena de godis -si quieres saber dónde comer, siempre sigue a los godis-.


El menú es clásico: consomé o sopa, arroz (si quieres con huevo) o pasta y unos ocho guisados diferentes cada día. Agua, tortillas y postre. Todo por 55 pesos.

 este menú es de día un feriado, por eso luce medio austero en comparación

La gracia de La Bonita es el sazón de las cocineras porque todo está bueno, siempre. Al final te vas con esa sensación de felicidad que sólo puede darte una comida sustanciosa. El servicio es ágil y extrañamente cálido, a pesar de la seriedad de todas las mujeres que atienden. 


La Bonita nos conquistó originalmente por un detalle: cuando llegas y te ponen el servicio, junto con los tenedores y los limones -sin mucho jugo, otro clásico- viene una fuente con totopos y un platito con frijoles refritos. Esos frijoles refritos siempre, invariablemente, están buenísimos. Y si por alguna razón llegas con muchísima hambre, servirte un vaso de agua y entrarle a los totopos con frijoles te hará ver el mundo con mejores colores. 


No esperamos que nadie cruce la ciudad para comer en La Bonita pero si trabajas o vives en la zona o si un día necesitas comer barato y cumplidor, entonces puedes tener en mente una de las mejores fonditas del barrio. 

La Bonita - Zacatecas 48, Roma Norte. 


1 comentario

  1. Se ve buenisimo y barata, aquíe en Polanco la fondita barata es de 65 y no dan totopos con frijoles. Gracias por la recomendación

    ResponderEliminar

Comente con confianza, no comemos (a menos que sea usted un delicioso tocino).

Volver arriba