La buena garnacha: Fonda Santa Rita

En nuestro post anterior escribimos sobre nuestra cantina favorita y uno de sus inconvenientes: que no hay nada de comer. Cosa que se soluciona fácil. 


El Centro Histórico del DF puede llegar a ser uno de esos lugares en los que hay tantas opciones que terminas sin saber qué comer. Eventualmente irás teniendo tus favoritos para cada ocasión: para el almuerzo, para llevar a las visitas, para celebrar algo especial...

Y nuestra favorita para antes de ir a Tío Pepe es la Fonda Santa Rita.


En Santa Rita la cosa es la garnacha: sopes, quesadillas y huaraches son grandes, atascados y deliciosos. 


Obviamente, como en todo lugar garnachero que se respete, las aguas frescas son dulces y las salsas variadas y feroces.


Puedes completar tu orden con una sopita de fideo de gusto casero o con un caldo de pollo que puede llevar sólo garbancitos o menudencias varias si lo tuyo es la belleza interna -del pollo-.

También recomendamos las carnitas de cerdo.


Eso si, las porciones de todo son en serio grandes, así que es mejor ir pidiendo por partes. Es un error de novatos terminar con la mesa llena de garnachas a medio comer.


A nosotros nos gusta llegar a comer a Santa Rita tipo a la una y media o dos de la tarde, beber una o dos cervezas -que siempre están bien frías- y luego caminar las dos cuadras hasta Tío Pepe. Es una buena manera de cerrar diligencias en el centro. 


En nuestra última visita fuimos dos personas, ordenamos una sopa de fideo y un caldo solo, 3 sopes con bisteck y carnitas y 2 aguas. La cuenta fue de 175 pesos. 


Fonda Santa Rita - Independencia casi esquina López, Centro Histórico, México DF.

No hay comentarios.

Comente con confianza, no comemos (a menos que sea usted un delicioso tocino).

Volver arriba