¡Oh, la torta de lechón!

¡Canta, oh musa, las delicias de la gastronomía mexicana en cualquier punto de su territorio! En el post anterior presentamos una monumental comida chatarra del norte y en este nos trasladamos hasta la blanca Mérida para cantar alabanzas a un clásico de por allá: la torta de lechón. 


La torta de lechón es a la vez simple y no. A diferencia de una, digamos, torta cubana con su decena de ingredientes, la torta de lechón sólo lleva pan, lechón, cebolla a veces y salsa de habanero a gusto del comensal. La gracia está en la delicadeza de la carne.




Nosotros la probamos en la taquería Nuevo San Fernando, en Mérida. Estábamos de trabajo y un chofer nos dijo que ahí eran las meras buenas. Cómo podríamos resistirnos, ya con la garantía de la recomendación de un local, a llenarnos las manos de manteca y las panzas de felicidad.

  


La comida Yucateca tiene muy buena y merecida fama por su riqueza y complejidad. Es bonito saberse de un país en el la comida es una expresión cultural que hace tan feliz a la gente. Aunque tampoco nos ponemos tan filosóficos a la hora de hincarle el diente a una delicia local como la torta de lechón y menos en un lugar como Nuevo San Fernando: cero elegante y absolutamente relajado.


 
El lechón también se sirve en taco, como no, igual con cebolla y salsa al gusto y como joya de la corona un trocito de chicharrón crujiente que hace un agradable contraste de texturas.


Creemos que para un extranjero de visita en Mérida resulta una experiencia imprescindible comer una torta de lechón en un puesto callejero o en una buena taquería. Lo mismo para un mexicano de vacaciones en la ciudad. En Nuevo San Fernando puedes matar dos cerditos voladores de un tiro y comer también cochinita pibil aunque al pibil ya le dedicaremos un post en su momento...


Dependiendo del gusto del comensal, se puede pedir la torta con más o menos piel -esto es, la piel del lechón- pues la piel aporta textura y mantecosidad.


No seguimos porque sería redundante seguir escribiendo sobre esta delicia peninsular que se consume por las mañanas y que -afortunadamente- no se sirve en porciones tan grandes porque si, causa somnolencia especialmente si se te pasa la mano con la cantidad.


Taquería Nuevo San Fernando - Av. Cupules (60 y 62 Centro), Merida, Yucatán. Foursquare.


1 comentario

  1. hooooo nooooo yo a dieta y tu antojandonos tantas cosas yo quiero una de esasssss :)

    ResponderEliminar

Comente con confianza, no comemos (a menos que sea usted un delicioso tocino).

Volver arriba