Cómidas rápidas del mundo: El Pollo Loco

En general las franquicias no gozan de la mejor fama. Si, venden mucho y la comida puede estar mejor o peor pero cualquier viajero que se respete preferirá evitarlas en favor de restoranes locales de allá a donde vaya. Dicho lo anterior, últimamente hemos pensado que no es tan mala idea darles una oportunidad, incluso estando de viaje. Por curiosidad.


Aunque no esperaríamos de Chipotle fidelidad a la cocina mexicana, nos intriga porqué es tan popular. También nos intriga qué tan malo puede ser Taco Bell. Por otro lado, nos gustan los platillos atascados de iHop cuando podemos comerlos en Estados Unidos -aunque si tienes cerca un lugar como Sylvia's, no te paras en iHop-. En esa lógica, es posible que el criterio para visitar una cadena de comida rápida estando de viaje, es que se trate de una franquicia originaria del país a visitar. 

Como El Pollo Loco


El Pollo Loco es originario de Sinaloa y es muy popular en el norte de México, además de encontrarse en franca expansión en Estados Unidos. Nosotros acabamos de visitar uno en Monterrey más por nostalgia que por otra cosa (nos gusta desde hace tiempo) sólo para corroborar que la comida es tan buena como la recordábamos. 


 
Para quienes no lo conozcan, El Pollo Loco es una cadena de pollo asado. Y eso es todo.  En México, uno va ahí a comer pollo con tortillas de maíz, aunque los complementos también están buenos: hay frijoles, arroz, ensalada de col y un suministro infinito de totopos y salsas por lo que para ser una franquicia la comida resulta bastante saludable.



Aunque puedes comer en el lugar los establecimientos si están disparejos. Quizá precisamente porque hay unos mejores es que mucha gente ordena comida para llevar, especialmente los fines de semana. Es una perfecta comida dominguera para compartir con la familia.


 
La receta de los condimentos del pollo tiene su mito: es una vieja receta familiar conservada por generaciones etcétera. Sea como sea, si es el éxito del lugar. Aunque el concepto de El Pollo Loco no es novedoso ni fancy, el pollo no tiene pierde y nos gusta más que otras cadenas similares. 



Tal vez si Gus Fringe hubiera tenido la receta de especias de El Pollo Loco, no hubiera tenido que entrar al mercado de las metanfentaminas. Quién sabe.


Un detalle curioso para cerrar este post: quizá has escuchado la anécdota de que Brad Pitt trabajó alguna vez como botarga de pollo afuera de un restorán. El sitio era un Pollo Loco.

El Pollo Loco - Página oficial

4 comentarios

  1. Lo único igual al Pollo Loco, es otro Pollo Loco y ya... Me gusta mucho y no falta cuando voy a mi rancho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dijo una amiga de allá: "Pollo Loco, institución sagrada de Monterrey"

      Eliminar
    2. Acabo de comer y se me hizo agua la boca, simplemente amo el pollo sinaloa jaja. En el D.F. mi favorito es en San Rafael, calle Rosas Moreno, frente al teatro del mismo nombre, ¡búscalo! ;)

      Eliminar
    3. ¡Ese no lo conozco! Y eso que mucho tiempo la San Rafa era totalmente mi rumbo. Lo buscaré y le daré una mordida a tu salud, gracias por la recomendación.

      Eliminar

Comente con confianza, no comemos (a menos que sea usted un delicioso tocino).

Volver arriba