Bar Círculo, para caballeros de antaño.

Aquí en Los Tocinantes tenemos una idea romántica de los bares viejos. Mientras más viejos, mejores. De hecho nuestro bar favorito en la Ciudad de México tiene más de 100 años. En parte por eso nos enamoramos del Bar Círculo, en León, Guanajuato.


El Círculo es un pequeño bar en el centro histórico de León. No es popular ni está de moda y depende de la hora la concurrencia puede componerse de parroquianos que se llevan de piquete de ombligo con los meseros y son llamados por su nombre. 


 
Los meseros, precisamente, son discretos y competentes. Apenas te sientas y te sirven una pequeña botana al preguntarte qué vas a beber, después de eso sólo tienes que dejarte ir mientras pides más tragos y te traen más botana, mientras ellos no dejan de bromear con los habituales del lugar.



El Círculo es íntimo, romántico y old fashioned, con su barra de madera oscura y las luces siempre bajas. La música consiste en viejos conciertos de Camilo Sesto o Emmanuel a menos que llegue el pianista o un cantante con su guitarra. Si eso pasa, a los músicos les puedes pedir la que quieras, las saben todas y las cantan bien. Los parroquianos son el coro perfecto. 


De verdad nos gusta el Círculo. Nadie se mete contigo, nadie te invade, nadie está presumiendo nada. Todos pasan el rato disfrutando la música o los tragos, las bromas compartidas, el tiempo ahí, un poco detenido. Aquí te puedes emborrachar concienzudamente o puedes desmenuzar el átomo en pedacitos. También puedes platicar de cosas importantes o ir con alguien a quien aprecies y, tranquilamente sentados, pueden redescubrirse mutuamente. 


Hay bares turísticos en muchas partes del mundo (en París o en La Habana, por ejemplo) que son famosos porque alguna vez fueron un sitio especial aunque ya no lo sean más. Queda el decorado y la idea de beber en la misma mesa que Hemingway pero ya no queda ese ambiente de secreto compartido. Hay otros bares, como este, que están ahí existiendo tranquilamente fuera de las guías, siendo geniales, como de otro tiempo. Y que encima de todo son baratos. 


No queremos que el Círculo se ponga de moda nunca (probablemente nunca lo hará) pero es tan bonito que merece la pena compartirlo. Nuestra única queja es que nos queda un poco lejos, así que si tú puedes ir, házlo nomás.


Bar Círculo - Madero 131, León, Guanajuato.

2 comentarios

  1. Soy de León y en mis 30 años nunca he ido. Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos los "presentó" una amiga de León porque su papá iba siempre. Es totalmente un bar de señores.

      Eliminar

Comente con confianza, no comemos (a menos que sea usted un delicioso tocino).

Volver arriba